Blogia
PFG COMUNICACIÓN SOCIAL. UBV-MISIÓN SUCRE. Zulia, Mérida y Trujillo

Crimen y casting

Crimen y casting

 

satira

Crimen y casting

Por Rudy

Lector, ¿usted está seguro? Pero ¿seguro, seguro? Pero ¿seguro, seguro, seguro? A ver, dígame, ¿de qué está seguro? ¿Está seguro de que está seguro? Mire que “¡a seguro... lo llevaron preso!”. Sí, ya sé, me va a decir que “Bueno, a seguro lo llevaron preso, pero entró por una puerta y salió por la otra...” Puede ser, puede ser... pero igual, tan seguro no estaba. ¿Y usted, lectora, está segura? Mire que “segura” tiene las mismas letras que “suegra”. Y... ¿le sigue gustando la palabra?

Jacques Lacan decía que “toda certeza es delirante”, y es cierto, una nunca sabe lo que le va a pasar, o cuándo, o dónde, o cómo. Sabemos que la vida es finita, pero tratamos de que sea más gruesita, larga, contundente... el tamaño de la vida parece que importa... O la calidad. O el nivel. ¡Ni siquiera en eso estamos de acuerdo!

Hay quien dice que la Argentina es el país más seguro del mundo, porque... “seguro que salís a la calle y te roban...” y otros dicen que en Europa roban más, porque es en euros, que está a más de cuatro pesos cada uno. Ahora bien, si uno mira la televisión, parecería que allí hay muchos más robos, asaltos y crímenes que en la calle, por lo cual, si uno usara el mismo razonamiento que algunos programas, sería mucho más seguro salir a la calle que encender la tele, donde roban a todo el mundo, sobre todo a la hora del noticiero. ¿O será que los crímenes suben el rating? No, no lo creo. Porque de ser así, la policía ya habría detenido, imputado y procesado a algunos gerentes de programación, que serían sospechosos de estar detrás de todo esto, y la guita de los robos sería mínima comparada con la que entraría por publicidad. Pero no, quién va a pensar algo así.

Otro de los aspectos extraños que tiene el tema es que la violencia en los medios suele aumentar en los períodos preelectorales. Da la sensación de que antes de votar la gente se pone nerviosa, sale a la calle, y en lugar de decirle al otro “Che, ¿vos por quién vas a votar?”, le dice “¡arriba las manos... dame toda la guita que tengas, que la necesito para llamar a un consultor que me diga por quién tengo que votar!” O podríamos pensar que es un último recurso de los dinosaurios de la dictadura, que entonces podrían decir “Con nosotros esto no pasaba; no había elecciones, entonces la gente no se ponía nerviosa, y no robaba”.

Si se comparan seriamente las estadísticas (¿será eso posible?) veremos que en la Argentina hay inseguridad, y en el resto del mundo... también. Si no se comparan datos estadísticos, y se actúa por percepción, los resultados serán... idénticos.

El mundo es un lugar inseguro, lo dijo Discépolo hace más de 70 años, y lo sufrió Julio César hace más de 2000. Pero a veces los medios, los famosos, la farándula, toma la inseguridad como bandera. Y dicen “habría que matarlos” sin la menor autocrítica, sin estar pensando en el televidente, que a veces pensó eso mismo de los “stars” frente a algunas cosas que se animaron a hacer ante millones de personas, metiéndose en sus casas, y afanándose unas cuantas neuronas, para luego salir huyendo por la pantalla chica.

Y nosotros seguimos haciendo chistes... inseguros...

Hay la semana que viene, lector.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres